Agua de pepino para la retención de líquidos: Beneficios y receta

El agua de pepino es un remedio provechoso para combatir la retención de líquidos. A parte de rica y refrescante, aporta numerosos nutrientes. ¿Quieres saber más? Te invitamos a enterarte en detalle todos sus beneficios.

La retención de líquidos es un problema relativamente frecuente en la actualidad. Se define como un trastorno inflamatorio que tiene lugar cuando el cuerpo no logra eliminar los líquidos correctamente. Estos terminan acumulándose en los tejidos y producen hinchazón.

Lo más común es que la inflamación ocasionada por la retención de líquidos se manifieste en los pies o las piernas. Sin embargo, también puede ocurrir en cualquier otra parte del cuerpo. Muchas veces produce sobre peso, aunque de manera temporal.

El pepino ha demostrado ser un vegetal capaz de auxiliar en el alivio de este problema. Lamentablemente, por sí solo no logra combatir totalmente la retención de líquidos. Hay que hacer ajustes en la dieta y en el estilo de vida para conseguir efectos positivos y a largo plazo. Siempre es necesario, en todo caso, consultar al médico.

El cuerpo está compuesto en su mayoría por agua. Esta sustancia conforma entre el 50% y el 60% del organismo y está distribuida en el interior y exterior de las células. El organismo cuenta con varios mecanismos para regular dicha cantidad de líquidos.

Al fallar estos mecanismos, se produce una acumulación anormal de líquidos en los tejidos. Esta puede presentarse solo en una zona específica, o bien, en todo el cuerpo. Lo más usual es que haya hinchazón en las piernas y los tobillos. También se puede presentar aumento del contorno abdominal y disminución de la micción (evacuación de la orina).

La retención de líquidos puede ser patológica o no patológica. En el primer caso obedece a problemas circulatorios, enfermedades renales, hepáticas o insuficiencia cardíaca. En el segundo caso se debe a una dilatación de las venas, por efecto del calor ambiental.

Propiedades del pepino

El pepino es un diurético natural y una fuente inagotable de agua y potasio. Tiene grandes propiedades depurativas y también se porta como laxante. Dicho esto, ayuda a eliminar la inflamación de pies, tobillos y manos, ocasionada por la retención de líquidos.

Por otra parte, este maravilloso vegetal también es muy rico en sales minerales. Además de una alta concentración de potasio, también contiene hierro, calcio, fósforo y magnesio. Así mismo, reúne cantidades significativas de vitamina C, las cual refuerza el sistema inmunitario, contribuye a combatir los radicales libres y previene el envejecimiento.

El pepino también contiene una importante enzima llamada erepsina. Esta ayuda a aprovechar mejor las proteínas. Además, se trata de un alimento muy bajo en calorías y por eso es usual que se recomiende en todas las dietas.

El agua de pepino y la retención de líquidos

El agua de pepino es ideal para contrarrestar la retención de líquidos. Está especialmente dirigida para aquellas personas a quienes no les gusta el agua mineral. El pepino proporciona un sabor suave, además de nutrientes importantes. Esta bebida resulta ser un excelente reemplazo de refrescos u otras bebidas que poco te aportan (gaseosas, jugos artificiales, etc).

Instrucciones:

Primeramente debes tomar dos pepinos medianos y cortarlos en rodajas, con todo y su cáscara.

Luego, introdúcelas en una jarra con un litro de agua.

Deja reposar al rededor de tres horas y luego consume cada vez que lo desees. Lo ideal es que tomes dos litros por día, si presentas retención de líquidos.

Si te apetece agregarle un poco más de sabor y de potencia, puedes añadir el jugo de un limón mediano y una cucharada con ralladura de jengibre.

Deja enfriar en el refrigerador por tres horas. Luego cuela y bebe durante todo el día.

Otros datos de interés

El pepino, en todas sus presentaciones, actúa como diurético (elimindor del sodio y el agua del cuerpo). El agua de pepino es una de las formas más agradables y continuas de ingerirlo, pero no la única. También puedes comerlo en una ensalada con yogur y ajo. Esos dos elementos potencian su acción antioxidante.

Si eres una de esas personas que les gusta comer la mayor parte del día, puedes hacer unos excelentes bocadillos con el pepino. Combínalo con tomate y queso rallado. Ponlo un minuto al horno y tendrás un excelente pasabocas. O simplemente cómete las rodajas crudas.

De cualquier modo, para subsanar la retención de líquidos lo mejor es realizar cambios significativos en tu dieta y en tu estilo de vida. Si no es temporada de calor, en todos los casos es urgente y necesario consultar al médico. Este problema podría ser señal de algo más serio.

Etiquetas:
Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *