Parásitos intestinales: Síntomas, causas y prevención

Los oxiuros son los llamados parásitos intestinales. La infección por oxiuro es el tipo de infección por parásitos intestinales más frecuente en los Estados Unidos y una de las más frecuentes en todo el mundo. Los oxiuros son delgados y blancos, y miden alrededor de 1/4 a 1/2 pulgada (alrededor de 6 a 13 milímetros) de largo.

Mientras la persona infectada duerme, los parásitos hembra ponen miles de huevos en los pliegues de la piel alrededor del ano.

Síntomas
Los síntomas de la infección de oxiuro pueden comprender los siguientes:

  • Dolor abdominal constante
  • Barriga hinchada o exceso de gases
  • Cansancio frecuente sin razón aparente
  • Comezón en el ano
  • Períodos de diarrea intercalados con estreñimiento
  • Presencia de pequeños puntos blancos en las heces
  • Pérdida de peso sin razón aparente
  • Alteraciones del apetito con mucha o poca hambre
  • Heces muy oscuras
  • También es común los parásitos de oxiuro no causan síntomas.

Causas
El tragar o inspirar por accidente huevos de parásitos intestinales causa una infección por parásitos intestinales. Los huevos diminutos (microscópicos) pueden llegar a la boca a través de alimentos y bebidas contaminados, o a través de los dedos. Una vez que se tragan, los huevos eclosionan en los intestinos y maduran hasta convertirse en gusanos adultos al cabo de unas semanas.

Tratamiento
El mejor tratamiento para los parásitos intestinales es hecho con la ingestión de medicamentos antiparasitario, pero también es importante que durante y después del tratamiento se laven bien las manos para evitar la transmisión de los huevos de estos parásitos a otros individuos, especialmente después de defecar o antes de cocinar, por ejemplo

Prevención
Los huevos de los oxiuros pueden adherirse a ciertas superficies, como juguetes, grifos, ropa de cama y asientos de inodoros, durante dos semanas. Entonces, además de la limpieza regular de superficies, los métodos para ayudar a evitar la propagación de los huevos de oxiuros y prevenir una reinfección son:

Lávate en la mañana. Debido a que los oxiuros ponen huevos en la noche, lavarse la zona del ano en la mañana puede ayudar a reducir la cantidad de huevos de oxiuro en el organismo. Darse una ducha puede evitar una posible recontaminación con el agua de la tina.

Cambia la ropa interior y la ropa de cama diariamente. Esto ayuda a eliminar los huevos.

Lava la ropa en agua caliente. Lava las cobijas, los pijamas, la ropa interior, los paños de mano y las toallas en agua caliente para ayudar a matar los huevos de oxiuro. Seca la ropa a la temperatura máxima.

No te rasques. Evita rascarte la zona del ano. Córtale las uñas de las manos a tu hijo para que haya menos espacio para la acumulación de huevos. Sugiérale a tu hijo que no se muerda las uñas.

Lávate las manos. Para reducir el riesgo de contraer o propagar la infección, lávate bien las manos después de ir al baño o de cambiar pañales, y antes de comer.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *