Tener mal aliento persistente es molesto y vergonzoso, y a menudo no desaparece después de lavarte los dientes o comer mentas. Aunque todos sabemos que el ajo o