Es casi increible como un detalle en la cara tiene la capacidad de cambiar completamente el aspecto de un hombre: estamos hablando de la barba, que con su