Nuestra cara es lo que presentamos al mundo todos los días y es una parte de nuestro cuerpo que nunca cubrimos con ropa, por lo que está expuesta