Pasar mucho tiempo en la misma posición puede ocasionar problemas circulatorios. La mala circulación sanguínea se suele reflejar en el cuerpo con la aparición de varices en las piernas o con una gran hinchazón