El Alzheimer y el Parkinson son enfermedades neurológicas relacionadas con la degeneración de las neuronas. Ambas condiciones resultan en la pérdida del habla, la memoria y el pensamiento.