¿Alguna vez has tenido que pasar una noche de insomnio a causa de los fuertes ronquidos de tu pareja? O, peor aún, ¿alguna vez te han despertado tus propios ronquidos? A pesar de lo que se piensa respecto