Las personas con prediabetes suelen presentar unos niveles de glucosa en sangre por encima de lo considerado como normal, aunque aún no lo suficientemente alto para ser diagnosticados con diabetes tipo 2. Y