Desde siempre se han venido diciendo muchas afirmaciones con respecto a la lucha contra el cáncer y los alimentos. Pero la verdad es que ningún alimento puede funcionar