Debemos hidratar la piel de nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera, pero, cuando de hidratación facial se trata, tenemos que tener especial atención en qué ponemos