Cuando se sufre constantemente de agotamiento, apatía, dolor de cabeza, somnolencia, cambios en la piel y del cabello, diarrea, gastritis o estreñimiento, puede que el organismo este absorbiendo