El dolor de rodilla puede empezar como una molestia leve y luego empeorar poco a poco. A menudo, se da después de una lesión o después de practicar