La mayoría de nosotros pensamos que estos síntomas son el resultado de un trabajo duro. Pero también pueden ser causados por bajos niveles de magnesio y vitamina K