Las deficiencias nutricionales pueden provocar un recuento bajo de glóbulos rojos, niveles bajos de hemoglobina en estas células o glóbulos rojos que no funcionan como deberían. La anemia