Los amantes de las tartas de queso tienen la suerte de que es un postre relativamente fácil de adaptar a versiones más saludables y nutritivas, sobre todo si