Remedios Naturales contra las infecciones urinarias

¿Sabías que puedes reforzar tu tratamiento médico con apoyo de algunos remedios naturales? Dado que ayudan al organismo a expulsar las toxinas y bacterias acumuladas, así como a mantener una correcta hidratación.

Una de las causas más comunes para acudir al médico es por infección en las vías urinarias. Se trata de una condición que genera alguna que otra molestia, cuya causa puede variar, según el caso. Y aunque el tratamiento principal deberá realizarse por un médico, existe la posibilidad de complementarlo con algunos remedios naturales caseros (si el profesional así lo autoriza).

Todos en algún momento de nuestra vida podemos llegar a padecer una infección urinaria, independientemente del género o la edad. No obstante, según estadísticas, la mayor incidencia la conforman las mujeres. Esto es debido a una simple razón anatómica: la uretra de la mujer es mucho más corta que la del hombre y, por lo tanto, es más propensa a almacenar bacterias.
Existen algunos remedios naturales que ayudan a la mejora de las molestias que estas infecciones pueden causar.

A continuación, te presentaremos 3 remedios naturales contra infecciones urinarias.

#1 Arándanos y moras

Frecuentemente se cree que tanto los arándanos como las moras son alimentos con propiedades que detienen algunas bacterias, es decir, su acción sería antibiótica. Por dicha razón, se recomienda comer y beber zumo de dichas frutas para prevenir y combatir las infecciones urinarias. Sin embargo, las investigaciones realizadas al respecto afirman que dichas frutas no funcionan en un 100% antibióticas, pero pueden contribuir a la mejora de funciones diuréticas.

No olvides beber bastante agua para mantenerte bien hidratado. Así mismo, y bajo supervisión sanitaria, puedes beber, por lo menos, de 2 a 4 vasos de jugo de arándanos al día. No olvides consultar a tu médico.

#2 La piña

Según estudios recientes, se ha podido comprobar que la enzima contenida en la piña tiene propiedades beneficiosas al tracto urinario de los pacientes. A partir del exitoso estudio, es recomendable dentro de una dieta balanceada, comer una taza de piña diariamente para mantener un sistema urinario sano.

Sin embargo, es de suma importancia contar con la aprobación de un médico. Su tratamiento farmacológico podría ser interrumpido debido a la ingesta de ciertos alimentos, por lo que se recomienda no consumir ningún alimento sin contar con su supervisión.

# 3 Vitamina C

En ciertos casos se recetan no únicamente antibióticos, sino además vitamina C, con el fin de ayudar a combatir la infección de las vías urinarias, debido a que contiene antioxidantes que refuerzan nuestro sistema inmunitario. Es conveniente intensificar la ingesta de frutas con alto contenido de dicha vitamina durante el tratamiento, para conseguir una rápida mejoría, como lo son la naranja, el limón, la toronja, la piña, entre otras.

Ciertamente la hidratación es imprescindible para tener buena salud. En caso de que una persona padezca de una infección de las vías urinarias, con más razón debe cuidar su ingesta de agua, pues mediante la uresis u orina logrará expulsar los agentes patógenos de su sistema.

Cabe mencionar que no es necesario irse a los extremos. Una hidratación correcta no implica tener que beber tres litros de agua al día, sino trata de beber, por lo menos, unos 6 u 8 vasos. Algunas personas intensifican su ingesta de agua mediante la toma de tés e infusiones. Esta es una buena elección si el agua, por sí sola, no nos parece muy apetecible.

¿Cuándo debemos acudir al médico?

Si consideras que tienes una infección de vías urinarias, deberías acudir a tu médico y realizarte un chequeo. Una vez que te muestre los resultados y el tratamiento más conveniente para ti, asegúrate de seguir las indicaciones al pie de la letra y consulta con tu medico el uso de remedios caseros, dado que pueden resultarnos útiles como complemento a un estilo de vida sano, pero no siempre son una opción recomendable para cierto tipo de pacientes.

Las infecciones de las vías urinarias que no se tratan a tiempo, pueden derivar en dificultades mayores. Por ejemplo, la infección se podría extender a los riñones, y esto puede afectar en gran medida la salud del paciente. Por ello, no retrases el momento de realizar una visita al médico si notas ciertas molestias durante 3 días seguidos.

2 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *